Si queremos que las ventas de nuestro local de negocio lleguen a los objetivos de ventas que tenemos marcados, ten en cuenta algunos de estos consejos.

Por un lado, es prioritario que nuestro local de negocio esté en primera línea visual. Una ubicación dónde la afluencia del público objetivo al que vamos a dirigir nuestra oferta sea la deseada es importante. Es cierto que una ubicación buena no es garantía de éxito: Hay múltiples factores que influyen para el buen fin de nuestro negocio.

Aspectos físicos y no físicos que influyen en la decisión de compra

Por eso, a la buena situación debemos sumar otros aspectos. Estos tendrán por objetivo hacer que el consumidor sienta la necesidad de entrar en nuestra tienda y adquirir nuestros productos.  Para ello es muy importante la iluminación, la temperatura, la música ambiental, la decoración y la distribución de nuestros artículos. Todo ello influirá en la decisión final del cliente.

El éxito de nuestra empresa, en otra época, se basaba  en el trato personalizado que se le ofrecía al cliente. Esta práctica, aunque importante, ha caído algo en desuso. Gran parte del público entra en nuestro negocio, quiere mirar, registrar y tomar la decisión de compra sin que se le “molesten”. Salvo que ellos lo demanden, no necesitan al vendedor para conocer alguna característica del producto. Ésta es una característica para la venta, desde hace años, empleada por grandes cadenas, especialmente de moda.

Descuentos y promociones: pros y cons

Otra opción de ventas suele ser la de realizar descuentos como forma de llegar a los clientes. Es una opción que puede resultar útil en determinados momentos, pero que a largo plazo no es aconsejable. Ello porque no sólo no conseguiremos aumentar ventas, sino que caeremos en la monotonía… que es lo peor que le puede ocurrir a un negocio.

Si lo que deseamos es incrementar ventas en un tiempo determinado, podemos recurrir a descuentos, si bien:

  • En cortos espacios de tiempos.
  • Sólo sobre determinados artículos.
  • Y con un marcador que indique el tiempo restante de la oferta.

Otra fórmula de atracción es promocionar un artículo a la vez que regalas otro, ya que es muy atractivo para el cliente. También podemos dar facilidades de pagos aplazados con entidades financieras, programas de fidelidad o de amistad por traer nuevos clientes y de esta manera conseguir puntos para realizar compras sin coste.

En inicios de campañas, se pueden realizar eventos como actuaciones, charlas, etc. También regalar muestras de determinados productos. Ello conseguirá atractivo, y provocará que nuestro cliente compre algún otro artículo que ligado al que le obsequiamos.

Por último, otra forma de forzar ventas es utilizar la venta por lote. Ésta es una manera de hacer un descuento ‘encubierto’, pero que nos sube las ventas, pero con menos margen comercial.

En definitiva, si somos prácticos y con un poco de sentido común y buen hacer comercial, nuestro negocio nos proporcionará el éxito que deseamos.

Deja una Respuesta