Pasó el buen tiempo, pero seguro que no han pasado las ganas de salir y pasarlo bien.

Durante estos días (en concreto del 10 al 27 de noviembre) se están celebrando las XVII Jornadas de la Tapa de Toledo, inspiradas en la Cocina Cervantina y dedicadas a la Caza y al Aceite D.O. Montes de Toledo.

Hoy te proponemos una ruta por algunos lugares del Barrio de Santa Teresa de la capital toledana -aunque no participen en tan afamado concurso todos-, para que pases un rato con tus amigos, te tomes algo, cantes y bailes, te diviertas y, por qué no, aproveches sus tapas.

Recuerda que el reinado de esta localidad como Capital Gastronómica de 2016 en España está llamando a su fin. ¿Te lo vas a perder?



1. El Catavinos. Avenida de la Reconquista, 10

Hora del aperitivo y de tomarse un buen vino. Te recomendamos este lugar, un sitio de toda la vida… en la famosa y conocida Avenida de la Reconquista. No pierdas la oportunidad de visitarlo y de “catar uno de sus vinos” (¿por qué no pruebas el de su producción propia?), antes de llegar a la segunda estación…

Ah, por cierto, prueba también su tapa de concurso, llamada Exótico manjar del ingenioso hidalgo: Faisán estofado salteado con vino añejo, ciruelas y arándanos, envuelto en pimientos de piquillo con su salsa al aroma de tomillo. Woww! No podemos decir ni una palabra más… salvo que no te dejará indiferente. Bueno… y que es apta para celíacos ¡Genial!

2. Malpica Retro. Avenida de América, 1

No lejos de Bar El Catavinos, prácticamente “cruzando la calle” llegarás a Malpica Retro. Son muchas las veces que te hemos hablado de la calidad de sus raciones y tapas, de su gran precio, y de que, de verdad, este lugar merece la pena si quieres tomarte una cerveza o un vino… acompañado de lo que / de quién quieras.

Y estamos de suerte, porque durante estos días también te proponen su tapa Cazadora Cervantina: Venao con queso de cueva y jalea de tomillo. Sabores de la tierra que, regados por la tierra, será sin duda la combinación perfecta.

3. Otto Max. Avenida de América, 6

No nos vamos muy lejos. Simplemente tomamos aire, dejamos a un lado las “tapas de concurso”, y nos tomamos un buen café, una copa, o lo que cada uno quiera… Eso sí, en un lugar de los de toda la vida del Barrio de Santa Teresa. Ese tipo de sitios que están dispuestos a acogerte y hacerte la vida más fácil, desde primeras horas de la mañana, hasta la madrugada.

Desayunos, café, copas, música, distensión, fútbol, terraza, fiestas. Otto-Max es la parada perfecta para tomar impulso!

4. Bar La Barra. Plaza de Cubas, 6

La Plaza de Cubas es el epicentro histórico del aperitivo del barrio, y entrar en el Bar La Barra es entrar en su corazón. Merece la pena hacer una parada en este pequeño y coqueto bar, porque te atienden bien, porque sus tapas son distintas y sabrosas…

…Y, por supuesto, porque si te gustan los Toros, nadie más que ellos saben tanto del arte taurino. Si Otto Max es fiesta: La Barra “es festejo”.

En La Barra encontrarás no solo cervezas, vinos y tapas (muy buenas, damos fe)… sino también un lugar en el que te tratarán como en tu propia casa. Y si eres fan de la fiesta nacional, según nos cuentan, éste es tu sitio en Toledo…

5. Cervecería El Colmadito. Plaza Islas Filipinas, 2

Cambia el chip. Está atardeciendo. Hace frío, o no, ¡da igual..! porque su terraza está bien calentita y el ambiente es increíble.

Si buscas estar bien rodeado, un lugar donde siempre te encuentras con gente, un gastrobar donde elegir entre un extenso abanico de colmaditos (“pulguitas” con decenas de sabores), alitas, maravillosas ensaladas, hamburguesas, pizzas… “en torno a” un cubo de cervezas, ¡es el momento! Acércate a El Colmadito Toledo.

6. Chilango City Lounge. Diputación, 3

Por último, y avanzada la tarde, ya de noche… quizás apetecen otras actividades, y también tomar un refresco una copa tranquila, con amigos, en torno a una mesa de billar, unos dardos, buena música… antes de volver a casa.

Chilango se deja para estos fines: es el lugar ideal para dar el mejor final a un día tan cargado de nuevas experiencias en lo gastronómico, como activo para nuestros estómagos… y pensar en la siguiente tapa de concurso, ¡pero mañana!